Notas para combatir el aislamiento. Séptimo sábado.

Hace dos días las rosas, y hoy los claveles. Forman un buen equipo en una temporada donde la competencia es feroz. Hablo de naturaleza y símbolos, de memoria y sentimientos, la economía no produce ni flores artificiales. La rosa es el emblema de lo que siempre es y acompaña al libro para fortalecer un lazo de unión afectivo. Los claveles florecieron en la boca de los fusiles y Portugal se revolucionó. Dos fechas en el corazón de una estación que cada año promete futuro, un futuro que renueva su riesgo y la incertidumbre, en el mejor de los casos, promociona su vacío. Llenar ese hueco por venir de pétalos de esperanza mientras haya flores lo haremos siempre, y no había habido nunca tantas flores como en este mes de abril.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s