Notas para combatir el aislamiento. Segundo miércoles.

Aprovecho el insomnio para pensar en los repatriados de Wuhan. Me refiero a aquellos veintiún españoles que fueron evacuados durante el primer mes del brote del coronavirus en China. No queda tan lejos, pero hay películas que envejecen con rapidez. Porque entonces era una película, podría tener hasta título: los 21 de Wuhan. En cierto modo, tenían hechura de héroes. Seres rescatados de las garras de un monstruo que hace estragos en un país lejano. Una vez en casa, a salvo, se les confina en un centro hospitalario, por si acaso, no sea que el monstruo les haya inoculado su veneno y lo extiendan por toda la nación. Parecía una película de terror, pero luego no lo era tanto. Eran héroes fuertes, habían aguantado bien, no tenían nada, el país podía estar tranquilo. Hasta cierto punto, la película decepcionaba porque acababa demasiado bien. “Entraron sanos, y salen sanos”, sentenciaba el eslogan final. Basada en hechos reales. Pero era una película, lo peor de la película pasaba fuera de la película, pero en un pais lejano, grande, lleno de gente a reventar. Aquí eso no podía pasar. Por eso nos gustaba la película. Era emocionante, al princípio, ver llegar el avión, el traslado invisible de los héroes, su confinamiento misterioso. Qué harán, cómo vivirán, cómo estarán. Éstábamos en ascuas. Cómodamente instalados en nuestras butacas frente al televisor, seguíamos con interés, con pasión de cinéfilos, el relato de los hechos. Nos encantaba. Quizás eperábamos más, pero la película acabó bien. Además, contenía un mensaje de confianza y seguridad: hay un agujero abierto, lo tapamos y ya está. O eso queríamos como espectadores entender. Hay películas peores, puramente comerciales, que no tienen mensaje ni tienen nada. Con sus pequeños defectos, esta era una película buena porque contenía un mensaje que se adecuaba a nuestro interés. Tal vez porque lo que necesitamos son mensajes que sostengan la irrealidad que no queremos abandonar, esa película nos pareció buena. La irrealidad es segura. Sin embargo, la realidad es porosa y permeable, y frágil, y huímos de todo aquello que se tambalea bajo nuestros pies. El país lejano donde habita el monstruo que todo lo devora está también en nosotros, y lo olvidamos. Nos damos cuenta ahora, convertidos en actores protagonistas de la misma y única película. Que no está basada en hechos reales porque son los hechos reales. Los 21 de Wuhan no habrán salido aún de su asombro. Huían también del infierno de lo real, pero lo real les ha dado alcance. Es para perder el sueño.

8 comentarios en “Notas para combatir el aislamiento. Segundo miércoles.

  1. Lo real les ha dado alcance. Me ha gustado. Bueno, hay quien prefiere estar en casa aún en medio del infierno. Hay mucha gente tratando de venir desde países con menos casos, sabiendo que aquí estamos como estamos… Puede que vuelvan y no puedan ni ver si los suyos. Pero tendrán sensación de estar más cerca. Supongo. Otra falacia de control?

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, es verdad, pero también hay gente que prefiere no volver. Aquí entraríamos en un juego de interpretaciones. En el fondo, nos movemos por reacciones de miedo y de seguridad, y de lo que huimos es del destino que nos ofrece menos protección. Para unos, el peligro, aunque sea mayor, se afronta mejor al lado de los suyos. Otros evitan esa elección porque es menos segura. Y también, esa reflexión sobre el control no me la había planteado. No sé cómo enfocarlo. Se me ocurre, en el mejor de los casos, que es preferible tenernos aquí a todos, ahora que la mancha ya está extendida. El día que esto acabe aquí e HIPOTETICAMENTE, crezca en otras zonas del planeta, regresar supondría establecer otra vez medidas de control. No sé, Patricia, de todos modos agradezco mucho la aportación de tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s