Escrito a mano. El primer recuerdo

El día que yo nací tenía tres años, lo recuerdo perfectamente. Era una mañana de sol tibio prematuramente otoñal, la puerta estaba abierta, el patio vacío, no habia nadie en el portal. La calle intransitable y la acera sin fronteras el escenario de mi primer viaje. Con una mano tanteaba la pared que parecía estar caliente y con torpeza avanzaba hacia un horizonte indiviso, esa esquina sin vuelta de la que nadie lograba volver. Entonces una mano grande cogió la mía y sonaron palabras que no recuerdo y risas que todavía oigo y mi primer viaje, el mismo día que yo nací, llegó a su fin. Luego, en los patios y en los rellanos se decían cosas sobre lo que había sido mi vida antes de mi nacimiento. Decían que mi familia era pobre y numerosa y yo era el séptimo de ocho hermanos y que podían haber sido más. Que veníamos de un pueblo que estaba lejos, en un cerro con muchos riscos y calles pedregosas y polvorientas. Decían también que por uno de aquellos riscos quiso una hermana mía tirarme al vacío compasivamente para reducir el número de bocas. Decían más cosas, tan inverosímiles y tan poco creíbles como el resto de los rumores que corrían en aquel vecindario. Yo, con sólo tres años, tenía ya un pasado brillante y esplendoroso pese aque acababa de nacer. Y conmigo, el mundo. Porque existir probablemente existimos antes, pero nacemos con nuestro primer recuerdo.

 

ANEXO

No olvides que desde el instante en el que tu yo es el personaje, tu existencia ya no te pertenece. Has entrado en el mundo por una calle flanqueada por un sol débil y tibio donde poco importa el destino que te espere al final de la misma. Sobre lo que te acontezca antes o después no tienes tú potestad ni control porque ahora eres un personaje a la deriva, con una conciencia aún sin forma, un suceso narrativo embrionario. Has renunciado a lo que eres para poder saber quién te representa, qué voluntad te guía, qué acontecimientos te determinan. La literatura es un mar que te devolverá de nuevo a la orilla en la que te sumergiste, pero no esperes ser el mismo.

Anuncios

14 respuestas a “Escrito a mano. El primer recuerdo

  1. “Porque existir probablemente existimos antes, pero nacemos con nuestro primer recuerdo.”.”No olvides que desde el instante en el que tu yo es el personaje, tu existencia ya no te pertenece…Muy, muy acertado.

    Y el personaje que nace quizá soy yo como quisiera ser. O , lo contrario, el personaje es yo auténtica sin tapujos .Pues, muy complejo todo eso cuando el personaje eres tu mismo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Rara vez registramos el comienzo del despertar de la conciencia, no obstante que ha circulado mucha savia antes de que detectemos el signo más pequeño del brote” .
    La identidad es una presa díficil de cazar. Una manera muy didáctica y admirable de narrar, Eladio.
    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Llevo un tiempo pensando que somos a medias, entre lo que mostramos y lo que llevamos dentro. En los personajes nos retratamos y en ocasiones son tan distantes que apenas nos reconocemos… o quizás nos de miedo que estén tan lejos o pena o… no lo sé. Lo cierto es que en mi caso podría ser así y en el resto quiero pensar que también. Jajajaja sino empezaré a preocuparme 😂😂😂😂😂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s