El piso 100

Más o menos, tanto E como HR estaban satisfechos con el proceso de la tregua. La decisión de detenerse y esperar el paso del invierno parecía la correcta. Es verdad que su dureza obligaba no pocos días a mantenerse ovillado en un rincón caliente de la planta, con muchas horas de silencio, mientras la nieve caía y se adensaba en todo el páramo, pero hubiera sido peor seguir subiendo. Era sorprendente cómo, a pesar del hielo y el viento casi austral que soplaba un día sí y otro también, gran parte de los edificios más altos surgidos a su alrededor mantenían su ascenso. Durante la noche, HR y E observaban con nostalgia y melancolía sus luces esparcidas como estrellas en el universo. Había momentos en que una fuerza interior no desconocida para E le conminaba a romper el pacto. Veía que, pese a todo, se podía crecer. Que pese al viento, el frío y la nieve, podrían subir y ascender, como los demás. HR le hacía ver que esos altos edificios, los que más destacaban entre todos, llevaban años sin parar de subir, y eran sin duda la perseverancia y la voluntad de crecer lo que lo hacían posible. Pero advertía que su progreso se debía así mismo a la prudencia y la conciencia de sus limitaciones. Convenía no mirar tanto hacia arriba, decía HR, porque las alturas deslumbran, y que era abajo, en la base, donde se encontraba la razón de su éxito. A regañadientes, E aceptaba que una parada a tiempo contribuiría a ensanchar la base de su crecimiento y callaba. La nieve seguía cayendo y hacía mucho frío, pero no le importaba, cogía otra vez la manta y se ovillaba en su rincón.

Anuncio publicitario

12 comentarios en “El piso 100

    1. Gracias, Patricia. La verdad es que me hace mucha ilusión saberos juntas, algo bueno os traeréis entre manos. Voy a visitar ahora mismo a Paloma y así, entre una y otra, encuentro yo mi mejor equilibrio. Gracias por estar ahí. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s