De lo artesano bajo los efectos del metamizol, paracetamol, diazepam, pantoprazol y tramadol.

El trabajo en el taller es por lo general gratificante. La monotonía de cortar, pegar, coser o ensamblar encierra un pausado ritmo a modo de mantra que facilita la reflexión tranquila y el curso plácido de la memoria. En la fase previa, cuando hierven las ideas y la imaginación dispara sus ambiciones, el estímulo de la creatividad procura sentimientos y emociones sobre los que el trabajo del artesano encuentra un segundo fundamento a su bienestar. Entre una fase y otra no hay pausas, las ideas no pueden esperar, no deben esperar, no saben esperar. Esperar es cosa de las herramientas. Una herramienta noble alcanza ese grado altísimo de utilidad cuando duerme en paz sobre la mesa, cuando está quieta, inerte, a la espera pertinente de su movilización. La idea la pone en movimiento, y conservar esa nobleza es entonces responsabilidad del artesano. Sobre la mesa de trabajo, el oficio establece entre una y otra un princípio de fusión, y cuando lo creado surge, el objeto encarna las virtudes y las imperfecciones de un ritual no por repetitivo, menos único, pero en sentido estricto, no original. Algo así lo es cuando el hecho creativo devuelve su resultado al origen, al caos del que es hijo. No es la prioridad de la artesanía. Al contrario, en la belleza de su funcionalidad hay un pacto permanente con el orden vivo de las cosas y de los hombres. Y así como el arte sublima la materia para hacerla menos alcanzable, la artesanía opera su transformación para convertirla en necesaria.

De la colección de Herméticamente Recto  Contacto: eladiore@yahoo.es

Anuncios

10 thoughts on “De lo artesano bajo los efectos del metamizol, paracetamol, diazepam, pantoprazol y tramadol.

  1. Me trae tantas cosas a la cabeza… La nobleza de la herramienta, su belleza. Cuantas veces no habré mirado yo a mi piolet y preguntándome si no me habría vuelto fetichista del todo. Y, sin embargo, no es así, en absoluto. La respuesta está en la fusión: nuestros afanes y los medios que nos permiten intentarlo. Una bella alianza.

    También me ha venido a la cabeza los tiempos en que trabajé entre artesanos. Yo no lo soy, pero los traté. Recuerdo discusiones sobre lo que era “arte” y lo que era “artesanía”, me costaba entenderlas y mucho más saber a qué se debían y cuál podría ser su utilidad. Poner la materia al alcance de la mano… Creo que lo entiendo.

    Gracias Eladio. Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Bien lo has expuesto. Primero surge la llamita de la idea que ilumina tenuemente, pero que, si acaba prendiendo, puede crear un gran fuego.
    El trabajo en el taller, en el laboratorio, en la cocina es plácido y gratificante. Otra cosa es retirarse a un santuario donde no hay herramientas, donde impera la inefabilidad de la idea que se desdobla en imágenes.
    La originalidad es un camelo. El objetivo del arte y de la artesanía, campos que tu entremezclas y dominas, lo expresas perfectamente. En ambos casos se trata de belleza, la cual procede, según Kandinsky, de una necesidad interior del alma.
    Espero que esta reflexión no la hayas redactado bajo los efectos de la medicación consignada en el título, sino que sea la mera consecuencia de la lucidez del artesano fabulador. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Por eso me ha sorprendido, Antonio, ese aproximado paralelismo en la coincidencia de nuestras entradas. Tus reflexiones me venían al pelo, y las he considerado y con tu permiso las añado positivamente al discurso. Esa necesidad interior es otra de las zonas intocables de las que no me movería con un café o una caña de por medio. Otro abrazo, Antonio.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s