Saudades

Para Leandre, que anda por ahí

A los vendedores de paraguas les gustaría que este tiempo de lluvias no acabara nunca, que fuese interminable, un eterno diluvio universal. A los vendedores de paraguas les entusiasma que no salga el sol. Un cielo encapotado y oscuro,amenazador, es la esperanza segura de una dádiva. Los temporales imperecederos, un edén. No hay nada más triste que la felicidad de un vendedor de paraguas. En el verano se esconden en sus madrigueras oscuras, duermen una siesta larga, húmeda y agitada, no quieren ver la luz. Abren los ojos a ratos, contemplan con nostalgia los paraguas amontonados en los viejos roperos chinos y añoran intensamente los dichosos días de agua que en el futuro vendrán. Es la saudade de los vendedores de paraguas.

A los vendedores de gafas de sol les duele profundamente este tiempo de continuos aguaceros. Están tristes, melancólicos, abatidos, sentados en sus bancos gitanos de algún portalón de la Baixa, en algún rincón sombrío de cualquier estación. A ellos les gustaría que el sol reinara siempre en su imperio de pandereta, que la claridad fuera intensa, que cegara la luz. Una breve y repentina franja de cielo azul ahuyenta de inmediato su pena. Con invisible rapidez se levantan, cogen los racimos de anteojos con graciosa y experta mano y buscan ojos huérfanos donde colocar su suerte. Dura poco, nada, lo que una esperanza sin fe. La larga etapa de sol, calor y luz es la que ellos esperan y añoran con ansiedad, su Arcadia está en el verano que ha de llegar. Es la saudade de los vendedores de gafas de sol.

ULISES EN LISBOA    Eladio Redondo    Ed. Beltronica 2013

Anuncios

5 thoughts on “Saudades

  1. Dear Torre de control,
    Només puc enviar dues instantànies perquè el meu alisboatge ha estat del tot imprevist. Bé, sembla que hagi arribat a destinació però les circumstàncies m’han deixat el sistema operatiu mig damnificat.
    No sé si són els camps magnètics d’aquest asteroide o la seva naturalesa fractal el que m’ha deixat les pupil·les esbatanades però una minvada capacitat de comunicar.
    L’altra imatge que em veig amb forces d’emetre és la de les boires envoltant les columnes del cais: no sé si vaig caure a l’estuari i he arribat com un sebastià qualsevol, o és que jo també l’estic esperant.
    Sobretot espero que el sol guanyi la pugna i pugui recarregar les bateries per continuar. Mentre, ni paraigües ni ulleres de sol, només la dilució dins la boira del color de la plata vella, renegrida.
    Càpsula Leanfinder

    Me gusta

      1. Y se hizo la luz. Y apareció Teresa, que dice así:

        Se eu gosto de poesia?

        A cada dia que vivo, mais me convenço de que o desperdício da vida está no amor que não damos, nas forças que não usamos, na prudência egoísta que nada arrisca, e que, esquivando-se do sofrimento, perdemos também a felicidade. A dor é inevitável. O sofrimento é opcional.

        Quando encontrar alguém e esse alguém fizer seu coração parar de funcionar por alguns segundos, preste atenção: pode ser a pessoa mais importante da sua vida.

        Carlos Drummond de Andrade

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s