Pessoa, desempapelado

Beber, fumar y escribir no son actividades incompatibles. Ni incompatibles, ni inseparables. En Lisboa, como en cualquier parte del mundo, los poetas encuentran en el humo y en el alcohol inspiración o refugio. O simplemente fuman o simplemente beben porque simplemente escriben. Decía Alberto Caeiro que escribía poemas no por ambición, sino porque era su manera de estar solo. No ignoramos que no fue de su maestro Caeiro de quien tomó Pessoa su afición por la bebida, pero deducimos, por lo que sabemos, que sí bebía a la manera en que aquel escribía. Muchas veces de pie, apurado, huyendo probablemente del acoso de sus fantasmas. O del agónico e imposible amor. Dicen que el abuso del aguardiente blanco provocó su muerte prematura. Sus poemas, sin embargo, le han concedido la inmortalidad.

POSAVASOS.  MATERIALES: cartón y papel noble. MEDIDAS: 10.5cm×10.5cm

Contacto: eladiore@yahoo.es

Anuncios

2 thoughts on “Pessoa, desempapelado

    1. Probablemente fue de cirrosis, hay quienes conjeturan o difundieron causas más piadosas. La familia trató de desvincular la imagen del poeta del hombre secretamente alcohólico. Da igual. Pessoa era consciente de su genio imperecedero. Gracias por el comentario, Antonio. Ha sido un placer. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s